jueves, 22 de junio de 2017



SOBRE LA ARENA


Del crepúsculo, a la baja luz,
por la blanda arena solos vagar
cuando de la luna el rayo al mar roza,
y en la cúpula Nix perlas perfila.

La ternura alcanzar que tus negros ojos
al alma enamorada un cielo regalan,
del pensamiento, el vuelo suspender,
y de tu pecho el raudo latir escuchar.

Emanar de amor el férvido aroma
en suspiro dulce y gemido ígneo,
de tu boca el naciente fuego catar
y de tu volcán la lava beber…


Luis Varela

18 comentarios:

  1. Un bellísimo canto colmado de admiración por ese ser que enciende las quimeras plagadas de perlas escondidas en su infinita piel. Me encantó. Que la musa lo reciba en brazos de este hermoso día. Un gran gusto Luis. Besos llenos de cariño para ti. Mmmuuuaacckk.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias, Rosa de la Aurora. Ahí le has dado, "enciende las quimeras"... incendia los hielos y abrasa las nieves. Lo has dicho precioso y preciso. El gusto es mío por leerte aquí, amiga mía.
      Besillos con cariño y mi deseo de una noche feliz para ti ;-)

      Eliminar
  2. Sublime y exquisita declaración de sentires en ese latido que incendia y florece la piel supurando y bebiendo (se) el deseo…

    Precioso, mi querido Luis… Cómo no mimarte ante esto… 😉

    Bsoss enormes con cariño 😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias mil, mi querida Ginebra. Me hace feliz que te haya gustado el poema porque tu sensibilidad lo entiende como si de tu pluma saliese, amiga mía.

      Bueno, pero si me mimas, que sea lo justo, que si no me acostumbrarás mal y me malcriarás ;-))

      Besos gigantes y un abrazo envuelto en mi deseo de una noche hermosa para ti ;-)

      Eliminar
  3. Cuando la ternura nos envuelve logramos un hermoso prisma Luis. Un hermoso poema de verdad. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias, Demian. Estoy totalmente de acuerdo con esas palabras, diría que no hay mejor prisma que ese.
      Un abrazo enorme y mi deseo, de corazón, de que la paz y la calma vuelvan a tu lado, amigo mío.

      Eliminar
    2. Gracias Luis ,de corazon. Un abrazo fraterno para vos

      Eliminar
    3. Nada que agradecer, Demian. Quiero que sepas que estoy de tu lado en estos desafortunados hechos que están ocurriendo y te están golpeando. Salta a la vista que tal plagio no existe. Plagiar es copiar literalmente el todo de una obra o al menos una parte de ella, sea esta un poema o una composición de Glenn Miller. Nada de eso has hecho tú.
      Un abrazo fraterno, amigo mío.

      Eliminar
  4. Es como admirar un lienzo y distinguir las distintas tonalidades... los tornasoles... la luz más clara y la más intensa... tu poema se torna pasión, ternura... fervor... me encanta, amigo mío.

    Mil besitos y feliz noche, Gran Poeta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias mil, mi querida Auroratis. como de costumbre una delicia leer la poesía que brota en tu comentario. Así me enseñaron mis Maestros, no puede explotar todo en el primer verso, tiene que ir mudando de color y creciendo en intensidad renglón a renglón.
      Besillos mil y ten la noche que tú quieras, Poetisa Grande ;-)

      Eliminar
  5. Al amparo de la noche te leo
    y tu poema me lleva a una playa
    a la noche , al encuentro,
    Amarse bajo el mismo manto de estrellas
    con el rumor del mar como melodía,
    es uno de los instantes más hermosos
    Un besito y gracias por tu interés
    ahora que el fresco da tregua a la fiebre
    puedo comentarte en condiciones ,















































































































































































































































































































































































































    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues creo que el poema te ha llevado justo al sitio, MaRía. Y estoy de acuerdo, esos momentos de amor en los brazos de la noche sobre la arena...¡No se olvidan nunca! Tal es su hermosura.
      Me alegra que se esfumara la fiebre, espero que estés ya bien. A mí me ha llegado hoy la visita de la rinitis...¡Justo hoy! Con lo cual ni hoguera en la playa ni na de na...
      Un besillo, paisana mía ;-)

      Eliminar
  6. Me ha encantado la ternura de tu poema y el titulo que le has dado, mi Querido Amigo y Admirado Poeta, y es que... ¡qué fácil es volar contigo! entre versos y pensamientos, porque cuando te leo los latidos no paran quietos, y ahora mismo vuelo entre el fuego de tus versos.

    Un placer siempre leerte, mi Querido Luis, el arte de tus letras es admirable porque es tu corazón quién así late de esta manera tan intensa.

    Besazos enormes con mi cariño y feliz tarde.

    Y vuelo entre tus versos,
    y toco el cielo cuando te leo,
    latiendo entre renglones
    qué mismo da que haya rima,
    si lo que importa es la esencia
    de cada suspiro que late un verbo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias, mi Querida Amiga y Admirada Poetisa María. A mí me encantan siempre tus palabras, tu vuelo y el cariño que siempre me regalas. Me gusta que mis poemas te hagan latir fuerte, no hay mayor tesoro para mí que el hecho de que así los sientas y los vivas.

      Ya sabes que el placer es mío porque vengas me leas, vueles y dejes tu hermosa huella aquí, mi Querida María.

      Es de mi blanda lira
      la esencia el amor,
      dibujan mis versos
      de la pasión el camino,
      y son los tuyos la rosa
      que al poeta premia.

      Besazos gigantes llenos de mi cariño y mi deseo de una tarde preciosa para ti, mi Querida María ;-)

      Eliminar
  7. Sobre la arena las letras se vuelven marejada!
    Sobre la arena espera la enamorada su luna para hablarle de las deslealtades de su cAlma.

    Abrazo ☆ siempre

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La arena puede ser un lecho que acoge un suspiro o un sepulcro en hora extraña...

      Un abrazo inmenso, AtHeNeA ;-)

      Eliminar
  8. Hermosos como la noche, aunque ardientes como el día, estos versos, amigo mío. Bellísimos y apasionados acentos para ser susurrados al oído amado en el velo de las amigas tinieblas. Envidio su capacidad para expresar tan tiernos y fogososo sentimientos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias, amigo mío, nacieron de un recuerdo de juventud...¡Qué tiempos aquellos! Mucho mejores que estos, desde luego. Con nada se hacía un todo...
      Un abrazo fuerte.

      Eliminar

Comenten, comenten, no se priven.