domingo, 4 de junio de 2017



ARDER QUISE



Arder quise en la hirviente flama y pura
que amante alguno jamás arder pudo,
sempiterno ligarme insistí al nudo
que hoguera tal,  al alma Amor procura.

Ascender supo mi llama l´ altura;
pues vencer puede el afán aun desnudo,
del Leteo,  sí, el gran rigor sañudo,
y en la gélida onda hervir sin mesura.

De aquella parte de la sombra fría,
a mi pecho alumbraron tus cuidados,
y aunque removió el agua a la memoria,

no la noche amancillar logró al día
que  tus ojos en los míos clavados,
eterna engarzaron nuestra historia.



Luis Varela





11 comentarios:

  1. Tus versos son tan originales y tan variados, llevan el arte desde la tinta de tu sangre, e inspiración desde el alma que te late, un deleite venir a disfrutar de tus poemas, sentirte en ellos y en esa nube de algodón mágica, mi Querido Amigo y Admirado Poeta.

    Gracias por ser y por existir, haces de la poesía el don de la belleza, un placer leerte y sentirte.

    Besazos enormes con cariño y feliz tarde.

    Tus ojos se clavan en mis pupilas,
    tus latidos se escuchan entre tus renglones,
    tejes la poesía con arte y con maestría,
    desde el Alma que te late hasta ser verso
    plasmado en el lienzo del cristal,
    y consigues agitar mis sentidos,
    haciendo del nublado día
    unos instantes mágicos soleados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias, María. Tus palabras siempre encienden una luz aquí y otra en mí. Soy feliz de que vengas, me leas, disfrutes y vueles dejando el fruto de ese vuelo en tus versos. ¡Feliz! Disfruto y aprendo con ellos.

      Las gracias a ti siempre por Ser, por Estar y por venir a dejar tu huella y tu cariño siempre salidos de tu hermoso corazón. El placer y la alegría me los das tú.

      Besazos gigante con cariño y mi deseo de una noche bella y una semana feliz ;-)*

      Eliminar
    2. ¿Quién el hondo resplandor
      me trae de los luceros?
      ¿Quién de su latido bello
      la huella hermosa me deja?
      ¿Quién el aroma de su voz dulce
      al lado de mis versos deposita?
      María, de las Perlas la Dama,
      y del Fuego Divino la Diosa.

      Eliminar
  2. Tras el cristal que has dibujado hay sólo un sendero... arde la noche, la piel... y las miradas se sostienen porque se sostiene el fuego.

    Un verdadero placer leer así desde tu maestría.

    Mil besitos, Gran Poeta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias por tan bello comentario, querida Auroratris. Es una delicia leer tus comentarios.

      El honor es mío porque poses tus ojos en mis versos, Amiga mía.

      Besillos mil y mi deseo de una semana especial ;-)*

      Eliminar
  3. Arder en la pasional elegancia que da vida a tu versar amigo Luis seria un honor de elegancia y sentimiento puro. Que no deje de arder tu talento y que siga brillando en lo mágico del universo, saludos amigo, mis mejores deseos para ti y tu familia siempre, sean felices.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo primero, Jorge, mi infinita gratitud por ese noble y bello deseo para mi familia y para mí. El mismo parte de mí para ti y los tuyos; que la felicidad y la luz os abracen siempre.

      Mil gracias por tus generosas palabras, y sí, sí, que ardan y se eleven siempre las llamas, la tuya, la mía y la de todos los poetas.

      Saludos con abrazo, amigo mío ;-)

      Eliminar
  4. En la sombra fria se traza la linea que alimenta la luz. Esa coraza de fuego que da chispa a toda pasión. Esa que nace y reNace sin comPasión


    Abraz☆ de luz

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué delicia leer tu comentario, AtHeNeA. En este tiempo que habitamos, que todo parece ser de usar y tirar, hay que luchar porque reNazcan la comPasión y la pasión del amor eterno.

      Un abrazo gigante, amiga mía ;-)

      Eliminar
  5. De nuevo, amigo mío, su cálamo se pasea por el dorado siglo y nos trae una maravillosa evocación de ese amor más allá de la muerte. ¡Oh, triunfante amor! No hay duda de que es usted unos de sus más ardientes paladines.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MIl gracias. Ya sabe mi querido amigo que mejor camino no halla mi pluma que el del amor, y que lugar por el que más a gusto vuele no hay que el dorado siglo.
      Un abrazo grande ;-)

      Eliminar

Comenten, comenten, no se priven.