jueves, 29 de septiembre de 2016




VIENDO CÓMO EL VERANO SE VA
(A FERDINO)


Las horas, Ferdino, del estío breve,
del Aquilón en alas,
volando verlas puedo,
y de la rosa ceder la púrpura.

Pinta ya desabrido el cielo el ceño,
y los rayos ahoga
en grises tules Febo,
 de fulgores ya desnudo, ya mustio.

Volverá el blanco lastre al olmo ajar,
de sinoples huérfano,
sobre el albino prado
en halo cárdeno ya dispersos.

Sufrirá el arroyo el álgido grillo
qu´en paso presuroso,
sus esperanzas hiela,
y estilará líquida pesadumbre.

Cruje el orbe en tenebroso bramido;
 el verdugo cristal
los pámpanos mutila,
y a la verdinegra yedra lacera.

De azulino furor y blanca furia
al mar Neptuno viste,
volante navecilla
trémula de la tierra el asilo inquiere.

Y así veo a la edad florida mía,
en dulce ocio y engaños
extinguir ya la llama,
y acercar el temido cano frío.

 Acaso lejos no esté ya el tierno abrazo
que a mis horas aguarda;
el peregrino soplo
que de mis días la luz hurtará.

Cuan lozano el clavel sus pompas pierde
y el resplandor entrega,
cuan colorido el prado
sus galas, triste, marchitar observa.

De mí huye y a mí se acerca ya el Tiempo
en raudo, en firme paso,
con ambicioso celo
la que le debo deuda a requerirme.


Luis Varela

4 comentarios:

  1. Si bien la marcha del verano no me apena lo más mínimo y la llegada de ese viejo amigo melancólico llamado otoño me llena de calmada dicha, debo decir que cuando es tomado como metáfora no lo tengo tan claro. Ya mis sienes se platean; ya siento flaquear el vigor juvenil de antaño... Dura lex, sed lex. Es inexorable el rigor del tiempo.
    Bellísimos versos, don Luis, como de costumbre. Gran poder evocador el de su música. En su estro anida una eterna primavera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Volvemos a estar de acuerdo, tampoco me entusiasma el estío. Y ahora que le leo, creo que este poema luciría más si en lugar de anunciar la marcha del verano, cantara la llegada del otoño, mi estación más querida. Mil gracias por sus siempre afables y siempre líricas palabras, estimado amigo.

      Eliminar
  2. Ooooooooooh... três superbe, quelle beauté, quel lirysme. Le dieu doré du Parnasse est tombé. MerÇi beaucoup mon frère.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ma ciò che i miei occhi vedono, il mio caro fratello parlando in la lingua francese... Se non vedo non credo così. Grazie mille, un grande abbraccio.

      Eliminar

Comenten, comenten, no se priven.